jueves, 18 de diciembre de 2014

Fracaso de Misántropo

Las cosas como son. Hace unos años ya que este blog agotó todo el combustible que le quedaba y decidí marcharme a explorar otros territorios del ciberespacio. Tras unos interesantes paseos en los campos de las reviews musicales y un coqueteo bastante productivo con la literatura online, me retiré una larga temporada de la blogosfera y cerré algunas de las páginas, así como mi propio perfil de Facebook pero, aunque me lo había propuesto varias veces, no he tenido corazón para eliminar este blog que tantas alegrías me ha dado. En lugar de eso he decidido escribir este último post cuyo propósito es anunciar una mudanza espiritual hacia un nuevo blog, firme heredero de lo que El Guardián entre el Orégano pretendió ser una vez, donde a partir de ahora me podrán encontrar, oh gente, si alguna vez me buscan: fracasodemisantropo.blogspot.com.es



Atentamente,
Alejandro Candela Rodríguez