domingo, 20 de febrero de 2011

Johnny Cash imitando a Elvis

jueves, 17 de febrero de 2011

Un erudito dice haber descubierto código matemático y musical en obras de Platón

[Vía: lavozdegalicia.es]

El investigador descubrió que, con un margen de error de entre un uno y un dos por ciento, muchos de los diálogos de Platón tienen números de líneas basados en múltiplos de 1.200.



Un historiador y filósofo de la ciencia cree haber descubierto un código matemático y musical en las obras del filósofo griego Platón, que vivió del 428 al 347 antes de Cristo.

Jay Kennedy, profesor en la Universidad de Manchester, considera al filósofo griego un pitagórico que comprendió la estructura básica del universo y se adelantó en dos milenios a la revolución de Galileo y Newton.

El artículo en el que Kennedy sostiene esa tesis, que aparece en el último número de la publicación «Apeiron», se basa en la llamada «esticometría», que mide los textos antiguos por la longitud de sus líneas estándar.

Kennedy empleó un ordenador para intentar restablecer en su forma original las versiones contemporáneas más exactas de los manuscritos de Platón, que consistían al parecer en líneas de 35 caracteres cada una sin espacios ni puntuación.

El investigador descubrió que, con un margen de error de entre un uno y un dos por ciento, muchos de los diálogos de Platón tienen números de líneas basados en múltiplos de 1.200.

Así, la Apología de Sócrates tiene 1.200 líneas, Protágoras, Crátilo, Filebo y el Simposio tienen cada uno 2.400 líneas, el Gorgias, 3.600, La República, 12.000 y Las Leyes, 14.400.

Según el experto británico, citado hoy por el diario «The Guardian», no se trata de una simple casualidad: «Sabemos que a los escribas los pagaban por el número de líneas, todo el mundo contaba las líneas».

Kennedy cree que Platón, consiederado por muchos el más grande filósofo de la historia, organizaba sus textos de acuerdo con la escala musical de doce notas, atribuida a Pitágoras.

«Sostengo que Platón se valió de la cuenta de las líneas para saber en todo momento en qué parte del texto se encontraba en un determinado momento e incluir en él mensajes simbólicos», dice Kennedy.

El experto dividió los textos de Platón en doceavos y comprobó que hay «conceptos importantes y giros narrativos» que coinciden con ellos.

Los conceptos positivos, por ejemplo, están en las «notas» tercera, cuarta, sexta, octava y novena, consideradas armoniosas, mientras que los negativos están en la quinta, la séptima, la décima y la undécima, más disonantes.

Según el profesor Andrew Berker, experto en música griega arcaica, «los resultados obtenidos» por Kennedy «son demasiado claros como para ser simples productos del azar».

Kennedy cree que su descubrimiento recupera una vieja teoría sobre Platón: la de que «escribía simbólicamente y que si uno se esforzaba y era inteligente podía comprender los símbolos utilizados y descubrir la filosofía subyacente».

Así se explica también el que Aristóteles, que fue discípulo de Platón, considerase a su tutor sucesor de Pitágoras.

La idea de Platón resultaba peligrosa, indica el estudio, porque «significaba que las leyes matemáticas, y no Zeus, gobernaban el universo».

Dado que el maestro de Platón, Sócrates, fue condenado a muerte por sembrar la impiedad entre los jóvenes, Platón debió, según esta tesis, de cuidarse de revelar doctrinas que pudieran representar una amenaza para los dioses del Olimpo.

lunes, 14 de febrero de 2011

Discurso íntegro de Alex de la iglesia.


Este señor, tan de actualidad en estos tiempos, ha sido siempre un referente para mí tanto a nivel cultural como personal. Realmente puede que sea una de las pocas personas (vivas) a las que admire y respete de todo corazón. Sucedió que anoche, durante la esperada gala de los Goya, validó de nuevo mi entusiasmo (y el de muchos otros, como he comprobado hoy en mis tertulias mañaneras) con uno de los discursos más señoriales, elegantes e incisivos que he escuchado. "Todo un caballero", como decían mis abuelos.
Lo repito una vez más: venga quien venga, Alex de la Iglesia seguirá siendo el Señor Presidente.



Y si lo queréis para enmarcarlo...

[Vía: elpais.com]


Discurso íntegro de Alex de la Iglesia en la entrega de los Goya

Estas son las palabras que el presidente de la Academia de Cine ha pronunciado en la 25 ceremonia de los premios 




Buenas noches. El día de hoy ha llegado porque hace 25 años, doce profesionales de nuestro cine, en medio de una crisis tan grave como la nuestra, caminaron JUNTOS a pesar de sus diferencias. Quiero empezar este discurso felicitando a los fundadores de la Academia.


No sólo ellos, sino todos los que me han precedido en esta institución, vicepresidentes, miembros de las juntas directivas y el conjunto de los académicos, nos han traído esta noche aquí, al Teatro Real, para celebrar el 25º aniversario de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas y la existencia misma de los premios Goya. A todos, muchísimas gracias.

PUEDE PARECER que llegamos a este día separados, con puntos de vista diferentes en temas fundamentales. Es el resultado de la lucha de cada uno por sus convicciones. Y NADA MÁS. Porque en realidad, todos estamos en lo mismo, que es la defensa del cine. Quiero por ello felicitar y agradecer a todos los que estáis aquí, por caminar juntos en la diferencia, y hasta en la divergencia.

Hacemos mucho ruido, pero es que esta vez, hay muchas nueces. El choque de posturas es siempre aparatoso y tras él surge una nube de humo que impide ver con claridad. Pero la discusión no es en vano, no es frívola y no es precipitada.

No podemos olvidar lo más importante, el meollo del asunto. Somos parte de un Todo y no somos NADIE sin ese Todo. Una película no es película hasta que alguien se sienta delante y la ve. La esencia del cine se define por dos conceptos: una pantalla, y una gente que la disfruta. Sin público esto no tiene sentido. No podemos olvidar eso JAMÁS.

Dicen que he provocado una crisis. Crisis, en griego, significa "cambio". Y el cambio es ACCION. Estamos en un punto de no retorno y es el momento de actuar. No hay marcha atrás. De las decisiones que se tomen ahora dependerá todo. Nada de lo que valía antes, vale ya. Las reglas del juego han cambiado.
Hace 25 años, quienes se dedicaban a nuestro oficio jamás hubieran imaginado que algo llamado INTERNET revolucionaría el mercado del cine de esta forma y que el que se vieran o no nuestras películas no iba a ser sólo cuestión de llevar al público a las salas.

Intenet no es el futuro, como algunos creen. Internet es el presente. Internet es la manera de comunicarse, de compartir información, entretenimiento y cultura que utilizan cientos de millones de personas. Internet es parte de nuestras vidas y la nueva ventana que nos abre la mente al mundo. A los internautas no les gusta que les llamen así. Ellos son CIUDADANOS, son sencillamente gente, son nuestro PUBLICO.

Ese público que hemos perdido, no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador. Quiero decir claramente que NO TENEMOS MIEDO a internet, porque internet es, precisamente, la SALVACION de nuestro cine.

Sólo ganaremos al futuro SI SOMOS NOSOTROS LOS QUE CAMBIAMOS, los que innovamos, adelantándonos con propuestas imaginativas, creativas, aportando un NUEVO MODELO DE MERCADO que tenga en cuenta a TODOS los implicados: Autores, productores, distribuidores, exhibidores, páginas web, servidores, y usuarios. Se necesita una crisis, un cambio, para poder avanzar hacia un nueva manera de entender el negocio del cine.

Tenemos que pensar en nuestros derechos, por supuesto, pero no olvidar NUNCA nuestras OBLIGACIONES. Tenemos una RESPONSABILIDAD MORAL para con el público. No se nos puede olvidar algo esencial: hacemos cine porque los ciudadanos NOS PERMITEN hacerlo, y les debemos respeto, y agradecimiento.

Las películas de las que hablamos esta noche son la prueba de que en este país nos dejamos la piel trabajando. Sin embargo, el mismo esfuerzo o mayor hicieron tantas otras películas que NO HAN LLEGADO a los sobres de las candidaturas. Ellos tambien se merecen estar aqui, porque han trabajado igual de duro que nosotros.

Quiero despedirme en mi última gala como presidente, recordando a todos los candidatos a los Goya TAN SÓLO una cosa: qué más da ganar o perder si podemos hacer cine, TRABAJAR en lo que más nos gusta. No hay nada mejor que sentirse LIBRE creando, y compartir esa alegría con los demás. Somos cineastas, contamos historias, creamos mundos para que el espectador viva en ellos. Somos más de 30.000 personas que tienen la inmensa suerte de vivir fabricando sueños. Tenemos que estar a la altura del PRIVILEGIO que la sociedad nos ofrece. Yo creo, con toda humildad, que si queremos que nos respeten, hay que respetar primero.

Y Por último, me gustaría contarle algo al próximo Presidente de la academia, que ya me cae bien, sea quien sea: estos han sido los dos años más felices de mi vida. He conocido gente maravillosa de todos los sectores de la industria. He visto los problemas desde puntos de vista NUEVOS para mí, lo que me ha enriquecido y me ha hecho mejor de lo que era. He comprobado que trabajar para los demás es una experiencia extraordinaria por muy duro que resulte en un principio, y sobre todo: han pasado 25 años MUY BUENOS, pero nos quedan muchos más, y seguro que serán MEJORES.

Buenas noches.

En este texto se han respetado las mayúsculas enfatizadoras del discurso.

domingo, 13 de febrero de 2011

'El hobbit', imagen de los protagonistas

Para los que pegamos el estirón con Tolkien y las películas de Jackson, esto no deja de ser un notición importante, excitante y, sobre todo, melancólico. Qué tiempos aquellos...

[Vía: blogdecine.com]

Bilbo Bolsón y los trece enanos.

Por fin arranca ‘El hobbit’, la nueva película de Peter Jackson. Tras superar numerosos obstáculos (lo último fue que Jackson tuvo que ser hospitalizado por una úlcera), está previsto que el rodaje comience el próximo 21 de marzo en Nueva Zelanda, y allí están ya los actores protagonistas, que aparecen retratados en la imagen que tenéis arriba. A la derecha tenéis a Martin Freeman, el elegido para dar vida al personaje central, Bilbo Bolsón (Bilbo Baggins en la versión original); los demás son James Nesbitt, Richard Armitage, William Kircher, Peter Hambleton, John Callen, Jed Brophy, Mark Hadlow y algunos más cuyos nombres no he encontrado.

Escrita por Jackson, Guillermo del Toro, Fran Walsh y Philippa Boyens, a partir de la novela de J.R.R. Tolkien, ‘El hobbit’ (‘The Hobbit’), que como sabéis será dividida en dos entregas, narra el viaje de Bilbo y trece enanos a la Montaña Solitaria, para reclamar el tesoro robado por el dragón Smaug. Ian McKellen, Elijah Wood, Andy Serkis, Orlando Bloom y Cate Blanchett han confirmado que figuran en el reparto, repitiendo los personajes que interpretaron en la trilogía de ‘El señor de los anillos’, a los que hay que añadir Saoirse Ronan, el último fichaje de Jackson. Se supone que en diciembre de 2012 se estrenará la primera de las películas, si no hay más problemas.

PD: El presupuesto de esta superproducción asciende a 500 millones de dólares.


[Sí, la imagen se sale de la plantilla. Lo sé.]

jueves, 10 de febrero de 2011

Virtuosos Hijos de Puta (7)

Te odio, Emmanuel. Te odio profundamente.


jueves, 3 de febrero de 2011

Polémica Vigalondo...

...O cuando la gente se lleva las manos a la cabeza por gilipolleces provocadas por amarillismos periodísticos.

Post del señor Vigalondo en el cual expone todo el meollo en el que se ha visto envuelto en la última hipérbole de internet.


01 febrero, 2011 - 01:07 - Nacho Vigalondo

Holocausto Vigalondo


Detecto cierta tendencia a pensar que si eres popular, en mayor o menor grado, por leches tienes un plan maestro detrás de tu cuenta de Twitter, estrategias meticulosas para lograr atraer la atención, para generar opinión favorable, esas cosas.

Mi experiencia me dice que, a menos que tu cuenta de Twitter esté gestionada por un becario o un robot, a medida que el tiempo avanza y tus mensajes se acumulan por miles, tu cuenta acaba siendo un retrato incontrolable de tu personalidad. ¿Dónde quedan las estrategias cuando todo el mundo acaba descubriendo entre tweet y tweet tus momentos de furor, de desidia, de duda, de apatía? ¿Cuál es el plan si de cada cinco tweets más o menos calculados tiende a surgir uno que te deja en pelotas?

Tengo mi cuenta de twitter desde hace varios años, y poco tardé en darme cuenta de que no podría guionizarla como si se tratase de un guión autobiográfico en tiempo real. Por dos motivos: En el peor de los casos no era posible, y en el mejor no era divertido. En mi cuenta he tenido arrebatos sentimentales, he sido críptico, he sido tonto, he sido distante, he sido un pesado, he sido gracioso, he sido soso, pueril o macabro. Unas veces dándome cuenta y otras veces no.

Inevitablemente, cuando el número de followers llega a un número de cinco cifras te asaltan las dudas acerca de si tu sentido de la responsabilidad debería agudizarse, de si deberías pensar dos veces antes de escribir cada sílaba. Pero siempre ha acabado pesando la misma evidencia: Tener un twitter autoconsciente es prácticamente imposible. Como la vida.

El pasado viernes noche, en circunstancias más festivas que otra cosa, comprobando que había alcanzado la cifra sonora de 50.000 followers, decidí twittear diferentes versiones de un mismo gag: Imaginemos que yo fuese un villano de opereta con un plan maléfico, consistente en acaparar followers con excusas falsas (una carrera como cineasta) y, cuando acumulase un número lo suficientemente alto, sembrar el caos con mensajes devastadores. La idea era twittear un puñado de esas revelaciones, pero sólo me quedé en dos... “El holocausto fue un montaje” y “La bala mágica que mató a Kennedy todavía no ha aterrizado”. La conversación se desvió porque el primer mensaje había acaparado demasiado protagonismo. Lo que pasó a continuación durante esa noche se relata y se interpreta en estos blogs que han ido apareciendo a lo largo del fin de semana:

hhttp://www.canaltcm.com/escritopor/post/2011/01/29/vigalondo-laaa-twitter
ttp://oscarvalero.wordpress.com/2011/01/29/como-te-pasas-vigalondo/
http://ariasfranco.blogspot.com/2011/01/el-affair-vigalondo.html
http://blogkaconhielo.blogspot.com/2011/01/esa-arma-de-destruccion-masiva-llamada.html
http://blog.adlo.es/2011/01/des-graciados.html
http://fueradeonda.wordpress.com/2011/01/29/humor-negro-vs-materia-gris/
http://www.canaltcm.com/decine/post/2011/01/30/aade-quao-nos-reaamos-
http://jenesaispop.com/2011/01/29/nacho-vigalondo-la-lia-en-twitter/
http://manugrandio.wordpress.com/2011/02/01/por-que-me-hizo-gracia-el-tweet-de-vigalondo/
y
http://www.focoblog.com/2011/01/31/el-problema-del-humor-en-140-caracteres/

No es la primera vez que abuso del humor negro (de hecho, las he soltado más gordas en el pasado), no es la primera vez que se genera tensión en mi cuenta, no es la primera vez que recibo insultos, no es la primera vez que, por el motivo que sea, se suman mil followers nuevos en un día. ¿Por qué el revuelo mediático ha sido considerablemente mayor esta vez?

La primera pista la recibimos el sábado por la mañana, recibo un mensaje directo de un periodista de La Información que me avisa que van a publicar un artículo acerca del suceso. Me pregunta si he recibido algún tipo de reacción negativa por parte de El País, periódico para el cual escribo, dirijo e interpreto una campaña publicitaria que esos mismos días está en emisión. Mi mensaje de respuesta, tranquilizador, acaba entrecomillado en el cuarto párrafo de un texto cuyo título, como podréis comprobar, tiene un afán explicativo mucho más contundente que el de cualquiera de los artículos que os he enlazado antes.

http://noticias.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/internet/nacho-vigalondo-encrespa-twitter-por-decir-que-el-holocausto-fue-un-montaje_VsOia7ldRFeZjlk72ssbf3/

El texto toma directamente el esquema y hasta algún ejemplo (posteriormente cambiado) del texto que había publicado Jenesaispop la noche anterior. O sea, en vez de ir a las fuentes originales (el farragoso cruce de conversaciones acumuladas en Twitter tras varias horas, un entramado lento de revisar) el texto de La Información “remezcla” textos y añade nuevos datos (como la coincidencia del aniversario que se celebró dos días antes de mi “holocausto”). La composición resultante está lejos del análisis desdramatizado y autoconclusivo que puedes leer en cualquiera de los blogs anteriores. ¿El resultado? La polémica, que se había relajado ese sábado por la mañana, se reactiva, y el hecho pasa de ser una anécdota más o menos ruidosa a toda una noticia en potencia...

Que dos días más tarde. O sea, hoy lunes, por la mañana, parecía haberse desinflado de nuevo. Tanto en mi cuenta de twitter como en blogs, foros y demás la cuestión se había reducido al clásico debate que contrapone libertad de expresión absoluta frente a unos límites en función de valores subjetivos. La tensión se había diluido y el ¡Pechito Como Tamo! De Bisbal había vuelto a la palestra.

Hasta que, a última hora de la mañana mi cuenta de twitter recibe una nueva oleada de insultos y reproches. En un rápido vistazo compruebo que otros dos medios online, www.rollingstone.es y cinemania.es han publicado sendos artículos acerca del “Holocausto Vigalondo” y, como es de esperar, no han recurrido a las fuentes originales para mostrar lo sucedido, sino que, prolongando esta versión 2.0 del teléfono roto, han “readaptado” la información volcada por otros medios.

Reconozco que me pilla por sorpresa (por decirlo de un modo amable) el tono ya abiertamente sensacionalista del artículo de Cinemanía (cuyo texto ha sido ya suavizado desde su publicación, hacéos a la idea):

http://www.cinemania.es/actualidad/noticias/5734/nacho-vigalondo-la-lia-en-twitter-con-chistes-sobre-el-holocausto

La frase más representativa es ésta: Con un anuncio para El País en los televisores de toda España, y una incipiente carrera en Hollywood, están aún por verse las consecuencias que este arrebato humorístico podría tener en la trayectoria de Vigalondo

Esta vez, la forma verbal deja bien clarar la ansiedad por el acontecimiento en potencia, el escándalo progresivo, la anticipación de la noticia de verdad...

El caso es que la polémica holocáustica, que había muerto por segunda vez, se reactiva de nuevo. Con un público renovado y un perfil nuevo. ¿Hasta cuándo durará esta nueva infusión de dramatismo?

No hace falta que dure mucho, el siguiente bombeo de caos no tarda en llegar: A última hora de la tarde sucede algo que puede catapultarlo todo hacia nuevas e insospechadas direcciones. Recibo una llamada de teléfono. Un reportero de El Mundo me pide mi opinión ante un nuevo estremecedor dato. Al parecer, se ha filtrado la información de que PRISA piensa cancelar mi campaña publicitaria ante mi inaceptable comportamiento en Twitter...

Tiempo, tiempo ¡TIEMPO!

Llega un momento en el que ya no sé hasta qué punto crecerá este desaguisado. Lo que ya tengo más claro es la fueza que lo está impulsando una y otra vez.

Son dos circunstancias:

La primera: La proximidad de la dimisión de Álex de la Iglesia de la Academia de Cine a través de su cuenta de Twitter. Dicho de un modo más preciso: La constatación de Twitter como una herramienta de producción de noticias. Lo hemos estado viendo durante toda la última semana: Titulares y cuerpos de noticia compuestos casi enteramente por twitters entrecomillados. Podríamos debatir si es legítimo darle a un twitteo valor de declaración en firme, cuando hablamos de un formato que se nutre principalmente de la instantaneidad. También podemos debatir cuánta vigencia informativa conserva un twitteo más allá del contexto en el que nace, una conversación cruzada que el periodista no se va a molestar en recomponer...

Podemos preguntarnos: Ante una ausencia de códigos de conducta ¿Qué responsabilidad es más urgente definir, la del twittero o la de la prensa?

¿Impido que de mi twitter puedan brotar noticias como si fuesen tomates?
¿Impedimos que la prensa pueda plantar tomates en mi twitter a su libre albedrío?

La segunda: Es el tema que flota en el ambiente desde el primer reproche el viernes por la noche hasta la aterradora llamada de El Mundo: No soy sólo un cineasta twittero. Soy, además, autor de una campaña publicitaria televisiva de El País. No hace falta explicar la multiplicación  de las posibilidades de escándalo que se abren ante los ojos de cualquier periodista.

Volvamos a la llamada de teléfono:

En realidad el periodista de El Mundo (o sus informantes) erraban en una cuestión: La campaña publicitaria no se podría cancelar por mis soeces twitteras... Porque ya había terminado, el pasado domingo. Así lo expliqué. Y partir de ahí, el asunto pareció perder importancia. Mi polémica, tantas veces muerta y resucitada, perdía todo el atractivo si no aparecía un castigo claro y contundente hacia mi persona de una maldita una vez.

En este mismo momento, la noche del lunes, la polémica ha vuelto a morir, una vez más. La publicación de este texto en este blog quizá la reavive, soy consciente, pero creo que es un mal menor frente a la necesidad  de aclarar algunos hechos y describir estas mecánicas nuevas, esta volátil confluencia de redes sociales y periodismo, de la cual no soy la primera víctima, ni mucho menos seré la última.

En cualquier caso, alguno estará en su pleno derecho de pensar que, en el principio de todo estaba mi provocación siniestra, tan fácilmente evitable. Que, a fin de cuentas, yo debería ser más cauteloso a la hora de practicar un humor tan negro, más ante tantos ojos de extraños, y más anunciando periódicos por la tele. En realidad no me cuesta pedir perdón por prender semejante mecha. Y  pedir perdón por el incómodo fin de semana que algunos han vivido en la redacción del periódico a raíz de todo esto.

Y, por supuesto, está el perdón a todos los que se haya podido ofender con mis juegos de palabras y mis chistes. También les pido disculpas pero añado, no como arrogancia, sino como una rendida advertencia de mis limitaciones, de mis vaivenes, de lo poco que puedo prometer, de lo poco que puedo guionizar...

¡No entréis en mi twitter nunca más!



-----------------------------------------

Actualización. alguien le ha dedicado este fantástico montaje al señor Vigalondo. Bravo.


martes, 1 de febrero de 2011

David Guapo, Amor Actualizado.

Grande, simplemente grande.