viernes, 26 de marzo de 2010

Pensaciones: En verdad os digo...



Viernes de Dolores.
En verdad os digo que comienzan los días más espirituales para unos, los más despiporrantes para otros... y los más agobiantes para quienes viven en el centro de Sevilla (y de otras ciudades semanasanteras, pero dudo mucho que llegue al grado de locura de la capital hispalense). Tranquilos, no voy a despotricar sobre religión, ni ateismo, ni voy a hablar de la fe en general. Hoy no me apetece. Solamente digo que la Semana Santa ya está aquí y, con ella, toda esa fabulosísima programación de televisión que se nos llena de clasicazos y peliculones que solamente se emiten en esta época del año. En verdad os digo que no hace falta ser creyente para disfrutar de Ben-Hur, que no hace falta ser ateo para darse cuenta de lo horripilantes que son algunas adaptaciones de La Pasión...
Estas cosas me hacen pensacionar a veces. ¿Y si yo, persona corriente, normal, pecadora, tuviera una revelación divina? ¿Y si Dios se me aparece y me dice "Sí, existo, carajote"? ¿Cómo me lo tomaría? ¿Qué diría? ¿Caería de rodillas, pondría cara mísitica y juntaría las palmas de mis manos en posición de oración? ¿Reaccionaría con solemnidad? ¿Tendría los cojones de acusarle de cosas? Uno ve las caritas de devoción de los santos en los pasos, de las santas en las películas... ¿Cual sería mi cara?
Entonces, recordé una reacción frente a la divinidad diferente a las demás. Diferente a todo lo que había visto. No era un paleto de pueblo doblegado ante un rayo de luz parlante, ni un soldado que se ha dado cuenta de sus pecados, ni una cría que ve el sol moverse de un lado para otro en el cielo... No.
En verdad os digo que es la reacción más humana y sincera que jamás haya visto nunca...
Tengo la certeza de que yo haría y diría lo mismo.



PD. Para los que no lo pillen: la dama de blanco es Dios, quien acaba de aparecer en escena como sólo los dioses saben hacerlo. Sí, es una mujer. Y, sí, es Alanis Morissette.

PPD. Qué trabajo me ha costado no poner esto en la sección de mejores escenas de la historia del cine.

1 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Jajja, muy bueno.

Vivir en el centro de Zaragoza también es una pesadilla en estos días...