domingo, 7 de marzo de 2010

Los Huesos Bonicos, Bonicos del Tó.

Con spoilers, pero señalados para poder evitarlos, como está mandao.




Querido Peter Jackson:

Céntrate.


...Por unos momentos he estado tentado de darle a "publicar entrada" y dejar el tema así, pero me siento un poco obligado a explicar qué quiero decir con esto. Y, viniendo al caso, es lo que debería haberse preguntado Jackson a la hora de escribir el guión de The Lovely Bones. (Novela titulada en España "Desde mi Cielo")
No quiero decir que no la haya entendido, sino que esta da por supuesto ese hecho: que todos vamos a empatizar el dolor que causa la pérdida de un ser querido cuando, de un momento a otro, se nos es arrancado de nuestras vidas. Y ese es el gran error que comete la película. Las tramas, subtramas y personajes surgen y desaparecen con tanta frecuencia y velocidad que apenas logran contar nada, dejando un sin fin de momentos y situaciones a medias. Sí, dificil era contar todas las posibilidades que la historia ofrecía (y que supongo que en la novela, la cual no he leído quedan aprovechadas) pero, en un intento por abarcarlas todas, hacen que pocas tengan un verdadero efecto en el espectador. Cada escena parece el resumen de un resumen y siempre da la sensación de que nos hemos perdido algo de información por el camino. Esta clase de fallos son horrorosamente típicos en las adaptaciones de productos literarios al cine, así que, tras llevar a la gran pantalla, de forma tan magna, magistral y brillante, la novela que antes se consideraba "imposible de adaptar" (estoy hablando de El Señor de los Anillos), uno espera que Peter Jackson sepa que debe aprovechar del texto original para que el resultado final tenga la suficiente fuerza como para convertirse en un producto sólido por sus propios medios.

¡Niña! ¡Deja de mirarlo y corre!
 
El principio de la película me pareció muy interesante efectivo. La vida feliz de Susie Salmon (la niña protagonista, interpretada de maravilla por Saoirse Ronan) queda muy bien definida y aprendemos a conocerla y empatizarla a través de ese mundo lleno de color que la rodea. Sin esta introducción, uno no hubiera podido tragarse luego todo lo que viene después.
Con la aparición de Mr. Harvey (espeluznante Stanley Tucci, nominado al Oscar), ese color se esfuma, conservándose únicamente durante el resto del metraje en la habitación de Susie y en ese mundo situado entre el Cielo y la Tierra donde el alma de la niña queda atrapado y que recuerda peligrosísimamente a Más Allá de los Sueños (la de Robin Williams, no el truño de Adam Sadler con el mismo título). Me parece muy acertada la decisión de ocultar su cara durante todo el comienzo de la película, haciendonos partícipe del desconocimiento que tiene Susie de que alguien la observa. La repulsión del personaje de Tucci está muy lograda y en ella se aprecia la mano que tiene Jackson para causar esa sensación en el espectador, usando planos casi copiados de anteriores películas que, lejos de ser más de lo mismo, refuerzan el estilo personal del director. SPOILER la escena del cuarto de baño sucio, sangriento y embarrado, en contraste con el blanco inmaculado de la habitación, es impactante. Esa niña sola, indefensa, a merced de un ogro repugnante y asqueroso, deja a uno sin palabras FIN DEL SPOILER.
Es a partir de este momento cuando la película pierde el norte y empieza esa suerte de esbozos de emociones que conforman el cuerpo central.

Boo!

Si no fuera por el final, hubiera olvidado todo en el momento que salí del cine. Aunque, más bien, por la idea planteada en el final, no por cómo está desarrollada. SPOILER Pese a sonar macabro, el hecho de que termine con la niña desaparecida para siempre, el crimen resuelto a medias y la familia condenada a vivir sus vidas con el amargo recuerdo de lo sucedido fue de agradecer, ya que el nudo que se me hizo en el estómago justificó ligeramente la hora y media de plantamientos insustanciales y pude salir de la sala sientiendo algo que no fuera únicamente indignación FIN DEL SPOILER 

Sin embargo, dentro de la flojera general del film (repito, repito y repito lo que me encanta usar esa palabra cuando critico una peli), hay muchos recursos en los que se aprecia que Peter Jackson es un gran director y que esto solamente ha sido un bache en su carrera. Me quito el sombrero con los momentos que duran meramente unos segundos pero que manipulan a la audiencia como lo hacen maestros de la talla de Hitchcock y Shyamalan: enfocar un objeto o persona de tal manera que nos ponen nerviosos, ya que nos sugieren que algo va a ocurrir o que gracias a ese detalle alguien la va a pifiar, para que, instantes después, el personaje vuelva y lo solucione, dando un tremendo corte al espectador: la puerta del armario, la navaja de afeitar, el "tipo sospechoso" del centro comercial...
En resumidas cuentas, de no ser por la amalgama de incoherencias internas, motivaciones poco claras y escenas y discursos a medias, hubieramos podido estar frente a una excelente película, pero se ha quedado todo en un experimento menor de un buen director.
Y echo de menos el humor gamberro de Jackson...


"Abuela... ¿ese de ahí no es Peter Jackson?"
"Sí... Que delgado está".


A CONTINUACIÓN LOS MOMENTOS MÁS BRILLANTES Y LOS MÁS ESTÚPIDOS DE 
The Lovely Bones.
(Evidentemente son todos SPOILERS, así que puedes dejar de leer la entrada 
aquí si aún no la has visto)


Momentos Brillantes:

- La carrera de Susie para llevar a su hermano al hospital. Desprende ternura a raudales y sienta unas bases muy firmes para la personalidad y el caracter de la cría.

- El plano del maizal. A la izquierda, Harvey, con fondos sombríos y grises. A la derecha, Susie, en un contexto de color y calidez. Y entre medio de los dos, andando en la lejanía, Ruth Connors, la que podía percibir la muerte y la vida. Bello y simbólico.

- El cameo de Peter Jackson, rodando con una cámara Super8 dentro de la tienda de fotografía.

- La asquerosidad del crimen como contrapunto a la alegría de la vida. El saco embarrado, sanguinolento, pesado, siendo metido en la caja fuerte. Rompe el corazón.

- El Lugar entre los Dos Mundos. La antesala al Paraiso está llena de imaginación desbordante y de pistas sobre la revelación final.

- Mark Wahlberg y el rosal marchito.

- La muerte karmática de Harvey. Se escapó impune de los crímenes cometidos, pero al final tuvo una muerte digna de los Premios Darwin. Aunque a algunos nos hubiera gustado que sufriese un pelín más.
- La ocultación definitiva del cuerpo de Susie. Sobrecogedora y, sobre todo, escapando de lo típico.

Momentos Estúpidos:

- La gótica irrelevante. En el momento que se nos presenta a Ruth Connors, la sensitiva marginada, parece que va a tener un papel clave en el desarrollo de los acontecimientos, pero lo único que sirve es salir en varios momentos, decir una paranoia y marcharse. Cuando acaba la película, te preguntas para qué servía su personaje, aparte de para hacer de Whoopi Goldberg en Ghost en el momento moña final. Crees que va a ayudar a impedir que el asesino se salga con la suya, pero en lugar de eso se deja poseer para que Susie se de un piquito con el galán prefabricado de turno.

- Los carretes de fotos. Algo pasó que cuando por primera vez la niña Salmon dice "me regalaron una cámara", supe que las fotos que sacaba con ella iban a ser fundamentales para encontrar a su asesino. Y al final fue así. ¿Por qué? No sé. Pero tengo testigos.

- El momento Gladiator. Al final, cuando Susie Salmon se adentra en el Paraiso (que resulta ser una reunión de Violadas Anónimas), parece que en cualquier momento va a pasar Maximus Decimus Meridius por su lado, acariciando las espigas de trigo.

- La inexplicable afición de los frikis del pueblo de estar quietos como estatuas mirando desde las siniestras ventanas de sus casas. Que alguien cuente las veces que Harvey está inmovil en la puerta, acechando a la peña. O cuando la gótica irrelevante hace lo mismo desde su habitación.

- Lindsey Salmon encuentra la prueba definitva que hace falta para atrapar al asesino de su hermana. Este la descubre e intentan capturarla, pero la niña escapa y corre hacia su casa para alertar a su padre. Cuando llega, la tensión muere al encontrar a su madre en el salón, que ha vuelto de su retiro. Su padre baja las escaleras a paso tortuga. Se abraza a su mujer. Música bonita. Sonrisas. La familia reunida de nuevo. Y de pronto la niña se acuerda de que ha descubierto al asesino de su hermana y que este ha intentado matarla, así que se lo comenta a su abuela. En serio. What the fuck. "Por cierto, ¡que despistada soy! Perdón por cargarme este momento tan tierno, pero tengo pruebas que incriminan al vecino, ¿no os lo he comentado?" Y en ese tiempo, a Harvey le ha dado tiempo a hacer el equipaje, a meter una caja fuerte en su coche, en llevarla hasta la sima, deshacerse del cadaver (en una escena interminable) y escapar. 
Tócate los cojones.


----------------------------------------------------------------------

Repito: echo de menos el humor gamberro de Jackson

3 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Me he descojonado a gusto con los momentos ridículos.
En mi opinión esta peli es un despropósito, está mal contantada, es una ñoñada y una soplapollez. Yo no podía creer lo que estaba viendo.
Horrible.

Alejandro Candela Rodríguez dijo...

¡Saludos, Mr Lombreeze!

Sé que me he dejado muchos más momentos estúpidos en el tintero, pero decidir ser un poco benevolente por esos pocos momentos que sí me encantaron.

Y no dije nada del momento en el que el moro se ve reflejado en el lago porque, a fin de cuentas, es una cría de 14 años; es moña sí o sí, así que lo obvié un poco.

Jesús dijo...

Solamente discrepo respecto a lo que llamas "momento Gladiator". En mi opinión esa escena es uno de los momentos geniales de la película. Y no es que sea una reunión de Violadas Anónimas (weird xD), todo lo que se ve de Susie después de que la maten es la muerte (o antesala de) entendida como un "estado de la mente" de una niña de 14 años. Se entiende que otra persona experimentaría un "viaje" diferente. No sé si me explico muy bien. A mí esa escena me partió el alma.
Yo he llegado a la conclusión de que es una buena película, que podría haber sido de 10 si hubieran trabajado más el guión (llega un momento en que todo parece un "previously" de dos horas). Aún así, con su gótica inútil, su momento Crepúsculo y esa madre que se pira y vuelve porque sí, recomiendo muy mucho esta película y estoy deseando verla otra vez. Creo que me va a gustar más, sabiendo ya qué tipo de historia me van a contar (resulta que esto no era un thriller ^^).