domingo, 7 de febrero de 2010

Mata a tiros a 33 perros de su vecino para vengar la muerte de su mascota

Sensibles abstenerse de leer esto.

[Vía: terra.es]

Un neozelandés mató a tiros a 33 perros que su vecino tenía encerrados en jaulas y en coches abandonados para vengar la muerte de su fox terrier en uno de los mayores casos de crueldad contra animales en la historia del país, informa la prensa local.

Russel Mendoza entró junto con un amigo en la propiedad de Rowan Hargreaves, en la población de Wellsford de la Isla Norte, y le obligó a firmar un documento que le daba permiso para disparar a sus perros, ya que estaba convencido de que su mascota había perdido la vida en una pelea con los canes de su vecino.
Hargreaves indicó a la prensa que Mendoza y su acompañante dispararon un rifle de calibre 22 y una escopeta calibre 12 contra los animales, incluidos cachorros que tenían sólo semanas de vida.
La Policía se encontró al llegar al lugar de los hechos con un baño de sangre con diez cadáveres de canes adultos y otros 23 de cachorros desparramados por el suelo, según describió Hargreaves al periódico neozelandés New Zealand Herald.
El propietario de los animales aseguró que ocho de los cachorros lograron esconderse en un garaje y escapar así de la matanza.
La agencia de protección de animales en el país, SPCA, no ha decidido aún si presentará cargos contra Mendoza y su amigo, mientras que la policía acusará a uno de los dos por no tener permiso para uso de armas.

0 comentarios: