lunes, 31 de agosto de 2009

Today is gonna be the day... de una vez por todas.

El Guardián entre el Orégano vuelve de sus vacaciones con una agridulce noticia. Agri porque se acaba una etapa en la música, Dulce porque comienza otra.


[Vía: elperiodico.com]



Oasis vislumbra su ruptura tras la marcha de su líder, Noel Gallagher
  1. El músico planea su primer disco en solitario y la banda suspende todos sus compromisos
  2. El guitarrista y compositor anuncia que no puede trabajar con su hermano Liam «ni un día más»

La canción suena vagamente familiar, pero, esta vez, la declaración de divorcio es oficial: Noel Gallagher, cantante, guitarrista y compositor principal de Oasis, anunció el viernes por la noche a través de la web del grupo que se da de baja porque no puede seguir trabajando con su hermano pequeño, Liam, «ni un día más». Es un eslabón más de una larga cadena de crisis fraternales, pero, hoy por hoy, sitúa a Oasis a un paso del precipicio. En ausencia de reacciones por parte de la banda, las especulaciones sobre un Oasis sin Noel Gallagher resultan temerarias.
En la nota, el mayor de los hermanos, de 42 años, se confiesa liberado: «Con algo de tristeza y gran alivio os comunico que dejo Oasis esta noche. La gente escribirá y dirá lo que quiera, pero simplemente no podía seguir trabajando con Liam ni un solo día más». Una violenta discusión con el cantante, que el mes que viene cumplirá 37 años, precipitó la decisión, consumada minutos antes de su concierto en el festival Rock en Seine, en París (donde el año pasado Amy Winehouse suspendió su show, también a última hora). La cancelación se hizo extensiva a los compromisos en Constanza (Alemania) y Milán. El mánager anunció a los presentes que la banda «ya no existe», aunque este punto no ha sido confirmado por los otros músicos.

AUMENTO DE HOSTILIDADES / La relación entre ambos hermanos sufría una escalada de tensiones desde el pasado invierno. Cuando el grupo británico actuó en Badalona, en febrero, Noel advirtió que la gira podía ser «la última». En abril declaró que, a causa del deterioro de las relaciones, no habría un nuevo disco de Oasis en, por lo menos, cinco años, y apuntó que quería grabar en solitario porque disponía de canciones que no eran para el grupo.
Hace unas semanas, Liam Gallagher manifestó su deseo de que el disco de su hermano fuera «horrible» y dejó claro que la banda se tambaleaba. «Por primera vez en mi vida no tengo idea de qué va a pasar con Oasis. Es bastante confuso, pero no me voy a volver loco», apuntó.
Durante estos meses, la guerra dialéctica alcanzó cotas comparables a los años 90, cuando no tenían inconveniente en insultarse y despreciarse mutuamente ante la prensa. Su agresividad resultaba graciosa y daba juego mediático, pero, por lo visto, reflejaba una animadversión real. Este mismo verano, Liam Gallagher era expeditivo: «Él no me gusta y yo no le gusto. Es así de sencillo». Noel Gallagher le ha reprochado que aún no se ha molestado en conocer a su hijo Donovan, de 19 meses. «Solo lo ha visto en fotos».

HISTORIAL CONFLICTIVO / Pero los fans de Oasis saben que las estridencias son compañeras de viaje desde los inicios. En 1996, tras una pelea, el grupo salió de gira por Estados Unidos sin Liam Gallagher, con Noel asumiendo las tareas vocales. Poco después, el tour se interrumpió y se suspendió también su prolongación en Europa (que incluía una fecha en el Palau d’Esports). En el 2000, fue más o menos al revés: Liam cuestionó a Noel su paternidad de la pequeña Anais, y este, irritado, abandonó temporalmente la formación, que salió de gira por Europa (con parada en el Vall d’Hebron) con un guitarrista de alquiler, Matt Deighton.
Parecía que la madurez había pacificado a los Gallagher, pero el anuncio de Noel supone, cuando menos, un punto y aparte. Aunque una de las canciones que destacan en el último disco de Oasis, Dig out your soul, resulta ser de Liam Gallagher (I’m outta time), parece insensato imaginar que la banda se rearme con un sustituto de Noel, el autor de Rock’n’roll star, Live forever, Champagne supernova, Wonderwall, Don’t look back in anger... Imposible situarse en la cabeza de Liam Gallagher: al fin y al cabo, Oasis nació en 1992 sin Noel, que se sumó al cabo de unos meses. ¿Querrá volver a los orígenes?

3 comentarios:

Jesús dijo...

No sé por qué pero no me extraña..

Mr. Lombreeze dijo...

A mí es que estos tíos me han caído siempre fatal y su música me pilló con el paso cambiado.
Yo decía que era de los Blur para polemizar un poco, pero ninguna de las dos bandas me ha llegado nunca a emocionar del todo.

Bea Fdez dijo...

No me extraña con esas canciones tan complicadas de tocar :P:P (siii complicadas jum)