jueves, 12 de marzo de 2009

National Treasure


[Vía: swissinfo.ch]


Un museo descubre un mensaje "secreto" en el reloj de Lincoln


El reloj de oro de Abraham Lincoln contiene un mensaje sobre el inicio de la Guerra Civil de Estados Unidos, pero el presidente nunca supo de la inscripción "secreta", descubierta el martes en el Museo Nacional de Historia del país.

La inscripción, grabada por el relojero Jonathan Dillon, lleva fecha del 13 de abril de 1861, e incluye las frases: "El fuerte Sumpter fue atacada por los rebeldes" y "gracias a Dios que tenemos un gobierno".

El museo dijo haber accedido a abrir el reloj para descubrir si el mensaje estaba realmente ahí después de que el tataranieto del relojero, Doug Stiles, de Waukegan, Illionis, se pusiera en contacto con la institución.

La Guerra Civil de Estados Unidos comenzó cuando las tropas confederadas abrieron fuego sobre el fuerte Sumpter en Charleston, Carolina del Sur, el 12 de abril de 1861.

Cuarenta y cinco años más tarde, el relojero Dillon dijo al New York Times que había estado reparando el reloj de bolsillo de Licoln cuando oyó que se habían producido los primeros disparos de la guerra.

El artesano dijo que había desatornillado la carcasa de la máquina y utilizado un instrumento afilado para marcar el día histórico en el reloj del presidente. Le explicó al periódico que, hasta donde él sabía, nadie había visto nunca la inscripción.

"Lincoln nunca supo del mensaje que llevaba en su bolsillo", afirmó el director del Museo de Historia Nacional, Brent Glass, en un comunicado. "Es un lado personal de la historia sobre un relojero corriente inspirado para grabar algo para la historia".

Lincoln fue elegido decimosexto presidente de Estados Unidos en noviembre de 1860. En los preliminares de la guerra, Carolina del Sur y otros seis estados declararon su secesión de la Unión, antes de la investidura de Lincoln en marzo de 1861.



Y aquí podéis saber más sobre como se develó el secreto:


[Vía: elperiodico.com]


Un mensaje oculto en el reloj de Lincoln ve la luz

El presidente Abraham Lincoln. Foto: REUTERS / NATIONAL MUSEUM OF AMERICAN

Las entrañas de un pequeño reloj de bolsillo puede ser el lugar más apropiado para colocarse frente a la historia. Y eso es precisamente lo que pasó el martes cuando, en el Museo Nacional de Historia Americana, en Washington, se abrió una pieza que había pertenecido al presidente Abraham Lincoln. La delicada operación tenía como objetivo desvelar si era cierto un rumor que durante 150 años hablaba de una inscripción. Y la leyenda se hizo realidad.
Organizada por el museo como una cita de descubrimiento abierta al público, la delicada apertura del reloj confirmó que el 13 de abril de 1861, cuando llegaron a una tienda de reparación de relojes de Pennsylvania Avenue las primeras noticias del estallido de la guerra, un relojero llamado Jonathan Dillon decidió que el reloj de Lincoln, el primero que tuvo, era el lugar adecuado para hacer un particular grafito. Allí inscribió su nombre, la fecha, y dos frases. El fuerte Sumter había sido atacado por los rebeldes. “Gracias a Dios tenemos un gobierno”.

RELATO VERAZ / Doug Stiles, un descendiente de Dillon que durante años había escuchado en su familia la historia, encontró hace años un artículo de 1906 del New York Times en el que el relojero rememoraba aquel momento. Y cuando dio a conocer al museo del Smithsonian ese texto, se decidió a abrir la pieza.
En sus declaraciones al Times cuando ya era octogenario, Dillon dijo una frase diferente a la que había grabado. En la inscripción no mencionaba la esclavitud, y además tenía un error ortográfico en el nombre del fuerte y en la fecha del inicio de la guerra (que comenzó el 12 de abril y no el 13).
Fuera como fuera, el relojero, el único que apoyaba a Lincoln en la tienda en un momento en que el futuro unido del país no estaba claro, dejó su mensaje al presidente, el mismo que en los años siguientes abolió la esclavitud y que, sin saberlo, llevó esa diminuta alabanza a su gobierno hasta su asesinato.
El reloj, que según los historiadores fue una de las pocas posesiones que el 16° presidente de EEUU se llevó a Washington, se expone ahora en la muestra Abraham Lincoln: una vida extraordinaria. Harry Rubenstein, uno de los comisarios del museo, asegura que “captura un momento histórico que puede transportarte a otro tiempo y otro lugar. Captura la emoción y la esperanza de un relojero en Washington”.

0 comentarios: